El Profoto D2 en fotografía Newborn con Contam'estórias | Profoto (ES)
Campaña B10 Compra un Profoto B10 o B10 Plus y consigue herramientas de modelado de la luz por un valor de 500 EUR Leer más

El Profoto D2 en fotografía Newborn con Contam'estórias

08 octubre, 2019

Escrito por: Contam'estórias

Los fotógrafos David y Lissette crearon juntos el estudio Contam'estórias Fotografia, un espacio en el que se respira su pasión por la fotografía newborn. En el siguiente testimonial nos cuentan cómo conocieron Profoto y por qué el Profoto D2 es un imprescindible a la hora de realizar sus retratos.

Somos David y Lissette, y juntos creamos en 2013 Contam'estórias Fotografia, un estudio especializado en fotografía de retratos de embarazadas y recién nacidos. Aunque hoy estas dos áreas representan igualmente nuestro trabajo, nuestra entrada al mundo de la fotografía fue impulsada por la pasión en la fotografía Newborn. 

Como la mayoría de fotógrafos, cuando comenzamos trabajábamos solo con luz natural, por dos motivos. Uno porque teníamos un estudio con grandes ventanas que nos permitía disfrutar de la luz; el segundo, porque era muy cómodo no tener que aprender a trabajar con un nuevo equipo. 

Pero rápidamente nos dimos cuenta de que nos faltaba algo esencial: consistencia en nuestras imágenes. Este factor, que es esencial para crear nuestro propio lenguaje, sería objeto de una búsqueda constante en nuestro desarrollo y crecimiento como fotógrafos profesionales. Probamos un poco de todo: luz natural modificada, luz continua, speedlights…, hasta que finalmente nos rendimos a los flashes de estudio. Y eso es porque solo de esta manera podemos asegurar la consistencia del resultado final, porque controlamos el factor más importante en una fotografía: la luz.

No fue hasta 2018, gracias a un Try & Buy de Profoto, que conocimos el Profoto D2. Hasta entonces, habíamos estado trabajando con equipos de alta potencia y con pocas posibilidades de control sobre la luz, que eran imprescindibles para las sesiones de maternidad, obligándonos a dirigirla para obtener luces suaves en nuestras sesiones de Newborn. 

Disparar con Profoto fue maravilloso porque nos permitió simplificar el set, y extremadamente sorprendente por la calidad y suavidad de la luz.

Después de esa semana nuestra vida nunca fue la misma. Nos dimos cuenta de que teníamos un equipo en el que podíamos confiar. Los flashes Profoto tienen una potencia de luz constante y la misma temperatura en cada disparo, incluso cuando se dispara secuencialmente a alta potencia y HSS. Y también saber que Air Remote nunca fallará… da una gran tranquilidad. Porque realmente nunca falla.

Los siguientes son los que consideramos los factores clave que definen el trabajo de un fotógrafo, y lo que hace que nuestros clientes nos elijan.

La fotografía de recién nacidos es exigente. Son largas sesiones de fotos en las que el estudio es muy caluroso y necesitamos poder crear una atmósfera relajante para tener un bebé tranquilo y padres confiados y relajados, porque trabajamos con su bebé recién llegado al mundo, que para ellos es tan frágil como el cristal. Por lo tanto, la seguridad es sin duda el factor más importante que los padres tienen en cuenta al elegir al fotógrafo para esta sesión.

El segundo factor es para nosotros, el estilo. Es importante que nuestros clientes se identifiquen con nuestro estilo fotográfico, el tipo de accesorios que utilizamos y la forma en que trabajamos. Hay muchos estilos de fotografía de recién nacidos, desde la más posada a la más natural, o desde las más simples hasta las escenas repletas de accesorios, y ninguno es correcto o incorrecto. Lo importante es que el fotógrafo, sea cual sea el tipo de fotografía que haga, lo haga bien y que los clientes estén satisfechos con el resultado final.

El tercer factor es la experiencia. Solo con experiencia podremos hacer un buen trabajo y lidiar con todos los factores que pueden dificultar este tipo de sesión y, por lo tanto, ofrecer un trabajo de calidad que no socava las expectativas establecidas.

El cuarto factor es el presupuesto. El precio de una sesión de recién nacido puede variar mucho, por lo que es fundamental que los clientes se comuniquen con nosotros.

Algunas cosas que debemos tener en cuenta cuando ponemos un precio a nuestro trabajo son la ubicación (estudio o casa del cliente), la duración de la sesión, la experiencia, el nivel de capacitación, el tipo de accesorios y, por supuesto, el equipo utilizado. Este último es, sin duda, aquel en el que el fotógrafo gasta más dinero, ya que siempre está sujeto a un gran desgaste.

En nuestras sesiones para recién nacidos trabajamos con dos cámaras Nikon, una 750 con una lente de 24-70 mm y una 810 con una lente de 105 mm. Iluminamos con un Profoto D2, modelando la luz con un Umbrella White XL y un difusor.

Y elegimos este tipo de iluminación porque, dado que trabajamos con bebés menores de 15 días, es esencial usar un flash que nos permita trabajar con poca potencia y que tenga la función HSS, porque en este tipo de trabajo nos gusta usar pequeñas aberturas de diafragma. El hecho de que la luz sea indirecta y difusa es esencial para nosotros, y es por eso que elegimos la Umbrella Profoto, no solo porque estamos seguros de que no lastimaremos los ojos de los bebés (ya sean recién nacidos o no), sino porque de esta forma, obtenemos sombras más suaves.

Escrito por: Contam'estórias

Productos usados en esta historia

Umbrella Deep White

Un paraguas versátil con el que se puede hacer zoom para obtener una luz más suave

Umbrella Diffuser

Convierte tu Umbrella White o Silver en una softbox

Air Remote TTL

Conecta tu flash AirTTL de forma inalámbrica con tu cámara