Tutoriales

La magia de la vida capturada con Profoto

23 enero, 2018

Escrito por: Manuel González

La fotografía Newborn está en auge y cada vez más fotógrafos intentan acceder a esta disciplina fotográfica. Como siempre digo está todo inventado y los pioneros, o mejor dicho las pioneras en este tipo de fotografía, son las americanas, que la practican aproximadamente desde 2002. A este respecto, mencionaría dos fotógrafas que me han inspirado a lo largo de mi carrera en esta disciplina fotográfica: Carrie Sandoval y Brittany Woodall .

Este tipo de sesiones requieren de una sensibilidad especial y, sobre todo lo más importante como siempre digo, es que te gusten los críos y tener una paciencia infinita. Bajo mi criterio quien no tenga estas dos virtudes difícilmente obtendrá unas instantáneas tiernas a las que estamos acostumbrados a ver por los medios. Las sesiones de Newborn suelen duran desde media hora hasta tres o incluso cuatro horas.

Después de una extensa experiencia fotografiando recién nacidos, he encontrado un flujo estándar que compone cada sesión de recién nacido que fotografío. Este sistema me ha demostrado tener éxito con cada sesión, independientemente del temperamento del recién nacido.

Concepto Newborn

Este concepto de fotografía es exclusivamente para bebes en los primeros días de su vida, no sobrepasando los 12 a 15 días, salvo casos contados. Aunque hay fotografía Newborn realizada a críos de un mes o incluso más. He de decir, y siempre hablo lógicamente bajo mi criterio, que no es lo más conveniente puesto que se complica la sesión y la estética americana que todos tenemos en mente en cuanto a poses es prácticamente imposible conseguir.

Pasadas las dos primeras semanas de vida, el bebé ya tiende a dormir menos cada día, le empieza a salir el acné del lactante y si el crio tiene cólicos del lactante, por regla general empiezan a padecerlos pasando este tiempo. Por estos motivos y muchos otros es conveniente no realizar sesiones de Newborn pasados los 15 días. 

El Escenario y atrezo

Este aspecto pienso que también es de lo más importante para obtener unos resultados óptimos. Imagino que todos los compañeros que toquen esta disciplina estarán de acuerdo que el atrezo Newborn no es para nada barato, pero sí esencial tenerlo.

Siempre apuesto por lanas y tejidos de calidad, los cuales aportan una elegancia y delicadeza especial a las instantáneas. Mi estudio hace de escenario y acoge perfectamente a los papás y al bebé para su comodidad. Teniendo todo lo necesario para el perfecto desarrollo de la sesión.

La búsqueda de la iluminación perfecta

La iluminación es esencial para obtener unas buenas fotografías de Newborn. En esta disciplina fotográfica he trabajado todas las iluminaciones. Al fotografiar a los recién nacidos, posar es sólo la mitad de este arte. La iluminación puede hacer nuestra fotografía sea una obra maestra o que simplemente sea una fotografía de bebé sin gracia. Bajo mi criterio y experiencia, las imágenes bellamente iluminadas no empiezan en Photoshop, sino frente de una ventana en el estudio o en la casa del cliente.

Empecé trabajando con flash hace tres años, después pasé a luz continua incandescente durante otros dos años. El año pasado, para comuniones decidí pasar a continuo led he hice toda la campaña con led, hasta que en verano con la opción Profoto Try & Buy que te permite probar cualquier producto Profoto en casa, me enamoré del Profoto D2.

Lo tuve durante una semana haciendo todos los tests pertinentes. En mi estudio no dispongo de luz natural, así que esa fue la prueba de fuego para el Profoto D2: la búsqueda de una luz suave y tamizada como la luz natural de un ventanal. El resultado fue un éxito. Uso mi D2 con una Softbox de 90x120 cm. Esta combinación, pegada al puf o Bean Bag, a escasos 20 o 30 centímetros del bebé, genera una luz excepcionalmente suave, permitiéndome exprimir al máximo mi óptica, puesto que puedo trabajar a diafragmas muy abiertos consiguiendo esa delicadeza y suavidad que requiere este tipo de fotografías.

 

En todas mis sesiones de Newborn por regla general no subo de f2.8, f3.2. Lo mejor de la luz de flash es que siempre es constante a diferencia de la luz natural que varía conforme va pasando el día, con los consiguientes cambios y configuraciones a realizar en la cámara. Por tanto, el primer paso para dominar cualquier tipo de iluminación, es aprender la capacidad de reconocer la buena luz, independientemente de donde venga esa fuente de luz.

Hoy por hoy puedo deciros que me decidí por Profoto por la luz: cantidad, calidad, rapidez y una amplísima gama de accesorios, y todo esto lógicamente con la facilidad que da Profoto de probar sin ningún tipo de compromiso todos sus productos antes de comprar. 

Aventurarse a sesiones en exterior 

Sesiones Newborn en exterior no es cosa fácil. Al disparar al aire libre, tomaremos las mismas precauciones que tomaríamos en el estudio, ¡y más!

Hay elementos al aire libre de los que un fotógrafo no tiene que preocuparse en el estudio: temperatura, viento, insectos, sol, ruidos, etc. El estudio es un ambiente controlado en el cual se adaptan perfectamente los recién nacidos desnudos. Pero cuando nos aventuramos fuera, asumimos muchos riesgos que no podemos controlar, como una ráfaga repentina de viento o un sonido fuerte e inesperado. Todos estos riesgos deben tenerse en cuenta al buscar localizaciones para que en la medida de lo posible esté todo más controlado y fotografiar al recién nacido con garantías de seguridad en todo momento.

Otro factor importante cuando se trata de fotografía al aire es asegurar la calidez del bebé, que debemos mantenerlo caliente en todo momento. Después de todo, un bebé calentito es un bebé soñoliento y feliz. Por tanto, mientras no estemos tomando fotografías, lo mejor es tenerlo tapadito. Este tipo de sesiones sólo se recomiendan realizar en primavera y verano.

Cuando se trata de exteriores, en la que no tenemos corriente, siempre me gusta aportar un toquecito de luz reforzando a la ya existente. En esta ocasión utilicé para toda la sesión de exterior el Profoto B1X + Paraguas translucido XL y el backpanel, consiguiendo una luz muy suave y tamizada.

Bajo mi criterio esta iluminación aporta un toque extra a nuestra fotografía consiguiendo potenciar de una forma natural la luz que nos llega. El modus operandi en exteriores en cuanto a iluminación es el mismo que en estudio. Intento ver la luz que nos llega en nuestra localización e intentar que alcance al bebe lo más lateral y rasante posible apoyándome en ese toque de luz extra que aporta el Profoto B1X + Paraguas translucido XL.

 

Manuel González

Puedes seguir el trabajo de Manuel González usando Profoto en sus redes sociales y webs.

https://www.facebook.com/manuelgonzalezSLD/

https://www.instagram.com/manuelgonzalez_kiddy/

https://www.instagram.com/manuelgonzalez_wedding/

https://vimeo.com/manuelgonzalezfotografia

https://gonzalezfotografos.es/

https://manuelgonzalezfotografia.com/

Gracias a los papás por dejarnos compartir estas imágenes de los bebes que aparecen en este testimonial.

Escrito por: Manuel González

Productos usados en esta historia

Campaña

Profoto B1X

Umbrella Deep Translucent

Umbrella Backpanel