Profoto D2, no te pierdas ni un instante

28 junio, 2018

Escrito por: Leticia Reig

Leticia es fotógrafa creativa, apasionada por capturar almas. En su estudio consigue emular la luz del sol para mostrar la expresión propia de cada persona que se encuentra delante de su cámara.

En ocasiones me preguntan si mis retratos están realizados con luz natural. A veces se da el caso, pero generalmente trabajo en estudio y no dispongo de una buena entrada de luz que poder utilizar. En cualquier caso, ésta es siempre cambiante y por lo tanto , no es válida para mi trabajo diario.

Uno de mis retos como fotógrafa, es poder emular la luz solar en el estudio. Para ello, empleo una sola fuente de luz, el Profoto D2, de la misma manera que la natural procede de una sola fuente, el sol. La textura y suavidad de su luz, trabajada desde la toma hasta la edición aporta a mi trabajo ese punto intermedio entre lo natural y lo pictórico.

Mediante distintas ventanas y accesorios puedo dirigir y modelar la luz dependiendo de la intención de cada toma. Por lo general, empleo ventanas pequeñas para retrato de una sola persona, este formato pequeño me permite controlar con más precisión hacia dónde dirijo la luz y centrar la atención al modelo o a una sola parte de él. Al otro lado del modelo suelo situar un reflector a modo de sutil relleno. 

Para fotografías en grupo o retratos donde preciso una luz más envolvente, utilizo el SoftBox Octa 4". Si a este le añado un Softgrid consigo dirigir la luz con más precisión.

En el caso de las sesiones en familia donde, además, busco la espontaneidad y frescura. Trato de captar gestos y sentimientos reales sucedidos en un instante muy pequeño, por lo que es vital que el flash responda del mismo modo que mis disparos. La velocidad de recarga del Profoto D2 permite disparar ráfagas de 20 imágenes por segundo, asegurándote cada uno de los disparos que realizo. 

 

Escrito por: Leticia Reig

Productos usados en esta historia

RFi Softbox Octa

Ideal para obtener retratos favorecedores