Profoto B2, el flash más versátil

29 mayo, 2018

Escrito por: Joan Tudó

Entre el mundo de los flashes hay muchas opciones. He conocido y he probado a lo largo de mis años como fotógrafo una gran variedad de equipos, pero cuando probé el Profoto B2 fue cuando realmente sentí que había salido el flash que estaba hecho para mí. Pero… ¿por qué?

Lo primero que me gustaría destacar de este flash es que no tiene limitaciones para el tipo de fotografía: moda, publicidad, social, acción… el único limite es mi imaginación. Los B2 me ofrecen la flexibilidad de poder producir imágenes profesionales para cualquier cliente exigente. He realizado trabajos para marcas internacionales y he trabajado exclusivamente con el Profoto B2. El cliente valora la calidad del resultado, no el tamaño y peso de nuestro equipo, y el Profoto B2 me ofrece la calidad de la luz Profoto.

Lo adelantaba en el párrafo anterior, pero es que su peso y tamaño son ideales para transportarlos a cualquier lugar. Puedo llevar dos puntos de luz en la típica bolsa de fotografía. Cuando viajo en avión son mis compañeros ideales. He tenido que hacer fotos de publicidad para un alpinista de élite y vinieron conmigo por tierra, mar y aire. Además, gracias a la ligereza del equipo, cualquiera puede ser vuestro asistente, ahorrando así llevar accesorios aparatosos y caros como las jirafas.

He de reconocer (y por mis fotos se ve) que soy amante de la luz dura. Aunque me encantan el apoyo que me dan las ventanas OCF Softbox 1x3 con sus correspondientes softgrids. Parecen pequeñitas con sus 90cm de alto, pero son las que me acompañaron para retratar a los jugadores de la ACB, estrellas del deporte de mucha altura. Para esta sesión combiné mi Profoto B2 colocado delante lateralmente, con un par de B1X detrás para darme fuertes contraluces.

Además tienen potencia más que suficiente. Con sus 250ws me da para hacer todo tipo de trabajos. Aunque no soy de declararle la guerra al sol, siempre puedo subir el ISO un simple punto en las peores condiciones, o utilizar los OCF Zoom Reflector que me duplican la cantidad de luz que sale de mis B2, o darme dos pasos más con el OCF Magnum Reflector.

En esta foto, al igual que en muchas de las que hago en reportaje social, utilizo un solo Profoto B2 combinándolo con la luz del sol. Al tener ese color de luz tan natural, “no se nota” que hemos usado el flash.

La estabilidad que tienen sobre el trípode es otra cosa que me enamora del Profoto B2. Al tener las cabezas conectadas con el cable, su peso arriba es muy pequeño (medio kilo). Si a esto añadimos, que puedo usar el generador como bolsa de arena, me ahorro muchos sustos en mis producciones.

Con una batería es suficiente para cualquier sesión de exteriores, aunque siempre me gusta llevar una de seguridad, igual que me llevo un segundo cuerpo de cámara. Cuento con la ventaja de que en interiores puedes trabajar con ellos mientras se están cargando. No dependo de enchufes, inexistentes en los estudios naturales que uso.

Mi estudio ya no se limita a una habitación, todo lo que me rodea se convierte en un lugar perfecto para crear. Algunos alegan que el B2 te limita el cable, pero este se integra en el trípode como parte de el, en el brazo del asistente, etc.

Para esta foto editorial, utilicé dos Profoto B2. Respeté al máximo la cálida luz ambiente, pero usando la luz dura del flash conseguir darle un look cinematográfico de los años 50.

Su luz de modelado me alumbra en la fotografía social, con un look cinematográfico que se integra a la perfección con la luz ambiente. Además, al ser luz LED no emana calor.

Antes (y después) de los Profoto B2, he trabajado con otros flashes Profoto, como los D2. Es una gran ventaja que mantengan en todos sus flashes un menú simple e intuitivo desde el Pro-10 hasta el A1. En pocos minutos lo puedes dominar.

Con un solo equipo de B2 hago la mayoría de mis trabajos, aunque me encanta contar con dos puntos de luz. Algo que hace años sería impensable, ahora lo resuelvo con dos B2. Me parece que con el rendimiento y la calidad que me dan, son unos equipos económicos.

En resumen, ninguna otra opción me da el equilibrio perfecto que tengo con mis Profoto B2. Por eso son mis compañeros ideales.

 

Escrito por: Joan Tudó

Productos usados en esta historia

Profoto B2

El flash con TTL portátil para fotógrafos en constante movimiento

OCF Softbox Rectangular

Una softbox versátil y popular para los off-camera flashes

OCF Softgrid Rectangular

Limita la difusión de la luz procedente de tu OCF Softbox Rectangular