Profoto A1X Sony a prueba con Pablo Gil

Profoto A1X Sony a prueba con Pablo Gil

15 mayo, 2019

Escrito por: Pablo Gil

Pablo Gil es Sony Europe Image Ambassador y Profoto Legend, un gran profesional que ha examinado el Profoto A1X de Sony al detalle. En el siguiente testimonial, nos cuenta sus primeras impresiones del flash de estudio más pequeño del mundo.

Mucho tiempo ha pasado desde que los usuarios de SONY esperábamos la versión nativa del Profoto A1, ha sido una larga espera, aunque creo que ha merecido la pena. La sorpresa viene con una nueva versión mejorada del A1, que ha llegado para este sistema junto con la versión de Canon y Nikon. El A1X ya está aquí, con más batería, una interface renovada por completo y una construcción que mejora algunos puntos del A1 entre otras cosas.

 

Rendimiento y estabilidad

El A1X es una mejor versión del A1. Si éste ya nos sorprendió, tanto por su estabilidad de destello, temperatura de color, fiabilidad, como por su rendimiento, el A1X mejora aún más algunos de estos valores. Aunque la potencia es prácticamente la misma según el fabricante, si se ha mejorado la velocidad de reciclado en un 20%, con reciclados a máxima potencia de hasta 1s.  

Otras de las mejoras destacadas es la duración de la batería, nos aporta un rendimiento de 100 destellos más a máxima potencia. Pasamos desde los 350 disparos a potencia 10 asegurados, hasta los 450 disparos. Un grandísimo incremento de la autonomía, algo fundamental en dispositivos portátiles y ligeros que usamos lejos de fuentes de alimentación. Por supuesto, las baterías que pudiéramos tener del A1 son compatibles, en este caso con un rendimiento similar en el A1X.

También se han incrementado las conexiones, grupos y mejorado el cifrado de la conexión por radio.

 

El minimalismo

Estamos acostumbrados a ver flashes, remotos y todo tipo de dispositivos donde se añaden funciones de forma quizá poco coherente, sin un criterio productivo y que a menudo provocan confusión al usuario con curvas de aprendizaje pobres. Al A1X representa la evolución de una interface de flash compacto extremadamente sencilla de entender y de usar a la primera, sin tener apenas información de su forma de operar. Lo bueno es que si has usado algún flash de la marca seguro sabrás usarlo sin perder un minuto. Y si no has usado nunca un Profofo, creo que no pasarán más de 5 minutos antes de que descubras la forma de manejar todo este sistema. El A1X ha tomado mucho de la interface del B10, un gran acierto sin duda, y que representa la sencillez y el orden de las funciones de una forma intuitiva. Es desde luego un perfecto escudero del B10 y creo que forman una pareja muy especial y productiva.

 

Construcción

Esta es la segunda versión del A1, aunque en SONY es la primera, ya pude probar una versión de Canon por primera vez hace dos años, y encontré algunos detalles a mejorar, como la dureza del giro del cabezal y el botón de ajuste manual / TTL. Estos detalles y otros muchos de la construcción del flash se han mejorado de forma notable. Ahora es muy difícil que la cabeza rote por accidente, aunque le hayas colocado algún accesorio modificador o que el modo TTL se active o desactive sin querer por un roce. Por otra parte, el sistema de bloqueo de la zapata se ha mejorado también, es ahora más firme y agarra mejor. Algo que en las zapatas SONY se agradece por su teórica fragilidad, por aquello de que hay muchos contactos al aire. En cuanto al resto del flash se siente firme y muy bien construido como ya nos dejó claro la versión anterior A1, pues ahora mejor.

 

PROFOTO y SONY

Cuando una marca no nativa construye un flash dedicado siempre es interesante conocer hasta donde se entienden, cómo se comprenden el flash y la cámara y cuanto se comunican. En este caso, ya de entrada, es necesario activar el modo WL de las cámaras SONY Alpha, tal y como hacemos con los remotos de Profoto y de otras marcas. Para la cámara Sony este A1X no es un flash de mano al uso y Profoto tampoco pretende que lo sea. Como ya se ha dicho muchas veces no es un speedlight sino un flash de estudio de tamaño ultra compacto y que se puede colocar encima de la zapata. Bien, así lo entiende el sistema y por tanto deberás activar el WL de tu SONY Alpha, entre otras cosas porque el A1X tiene dentro un “disparador remoto” completo para manejar cualquier sistema de flashes Profoto desde sus controles. Esto hace que se vean y se comuniquen, ya que si no lo haces, el flash te arroja un mensaje invitándote a hacerlo.

El flash está pensado tanto para usuarios muy básicos como para usuarios muy avanzados. Te lo deja todo muy claro. Aunque la interacción no es del 100% como con un flash nativo SONY, la verdad es que se le acerca mucho.

Una de las cosas que podemos hacer es despertar del reposo el A1X una vez ha entrado en modo de conservación, simplemente con apretar el botón de disparo, o encendiendo la cámara si la hemos apagado.

Algo que creo debería mejorar sería el uso combinado de los compensadores de flash. Funcionan perfectos de modo independiente, pero no en conjunto. Si usamos el compensador en cámara (mecánico) no debes usar el del flash y viceversa.

El modo HSS funciona perfectamente, incluso con el modo de primera cortinilla electrónica es correcto en valores de hasta 1/1000, por encima de este valor y según aumentamos la velocidad, se aprecia el habitual banding electrónico ya de forma evidente. Si queremos usar HSS por encima de 1/2000 es mejor desactivar el valor “e-cortin obtur” tal como indica SONY en su manual. No hay límites de obturación lenta en ningún caso, ni con primera ni con segunda cortinilla como si ocurre con otros modelos de flashes de otras firmas chinas.

Profoto desarrolló uno de los sistemas TTL más eficientes y precisos del mundo y se entiende a la perfección con las cámaras SONY. Podemos hacer trabajos con destellos precisos sin variaciones entre fotos, de tal manera que podemos trabajar no solo sesiones de moda o foto social, sino animaciones o “stop motion” hechos con flash. Perfecto para hacer cinemagraph por ejemplo. Es increíble el tiempo en postproducción que nos ahorramos con destellos idénticos en ráfagas de 10fps como en la SONY A7RIII y como vemos en las fotos de nuestra sesión el flash no falla ni un destello, es realmente imposible perderse una foto por culpa del flash.

 

Combina con todo. El ecosistema

El A1X es un flash que combina a la perfección con cualquier flash Profoto, en especial con los compactos, y si hay uno con el que hace una pareja perfecta, es con el Profoto B10. Pusimos a prueba una unidad de A1X nativa de Sony y lo combinamos con B10 y B1X. Los resultados fueron muy buenos y lo que más me impresionó fue la velocidad de reciclado. Extremadamente rápida, además de poder trabajar con un flash tan pequeño y poder seguir teniendo luz de modelado durante toda la sesión sin cambiar la batería ni una sola vez. Realmente impresionante.

La sencillez de manejo tanto del flash en cámara como del resto fue muy buena. Los usuarios de SONY por fin tenemos a nuestro alcance esta tecnología, quizá con un, pero, el precio no es el más popular, pero sin duda merece la pena. No voy a decir que es un dispositivo barato, pero si digo que es un dispositivo para profesionales y aficionados exigentes, con el que nunca perderás una sola foto. Y eso creo que no tiene precio.

 

Las pruebas

Planteamos una sesión sencilla con Daniela, deportista nata y muy joven, que nos ha dejado unas expresiones muy bonitas, quisimos hacer una foto con luz deportiva como jugadora de baloncesto que es y continuar la sesión con saltos y expresiones divertidas, para después buscar expresiones más personales. Estos son los resultados y las configuraciones de iluminación.

 

Conoce a Pablo Gil en sus perfiles:

http://www.kamandula.es/

https://www.instagram.com/pablogilfoto/

https://www.facebook.com/pablogilfoto

https://blog.innovafoto.com/profoto-legend-pablo-gil

 

¿Problemas para configurar tu Profoto A1X en tu Sony?

Visita el siguiente post de blog y descubre cómo configurarlo.

Visitar post.

 

Escrito por: Pablo Gil

Productos usados en esta historia

Dome Diffuser

Crea una luz suave y nítida gracias al A1 o al A1X

Bounce Card

Rebota la luz con el flash A1 o A1X