Cuatro razones por las que el Profoto B1X es el flash perfecto para la fotografía de acción | Profoto (ES)

Cuatro razones por las que el Profoto B1X es el flash perfecto para la fotografía de acción

18 mayo, 2021

Escrito por: Olle Nordell

Muchos fotógrafos de acción describen el Profoto B1X como el flash definitivo: el flash preferido para los momentos en que se necesita sencillez, rapidez, potencia y resistencia para trabajar en localizaciones agrestes. Una foto tras otra. Los fotógrafos Jesper Grønnemark, Denis Klero, Kelly Pratt e Ian Kredich solo confían en el B1X.

El Profoto B1X es una clara muestra de la dirección que ha tomado el mundo de la fotografía a lo largo de la última década. El talento llega al sector desde todas partes y las antiguas convenciones ya no tienen cabida en él. La creatividad, de la mano de la tecnología, ha elevado el arte de hacer fotografías a niveles hasta ahora desconocidos y, sin duda, a nuevas localizaciones. La competencia es más voraz y, como los fotógrafos son cada vez más valientes y buscan nuevas experiencias, se les exige mucho más. Muchos de los mejores fotógrafos de acción del mundo cuentan con una gran variedad de flashes potentes e increíbles entre los que elegir antes de cualquier encargo... Sin embargo, su favorito sigue siendo el B1X. A continuación te contamos por qué los profesionales nunca salen de casa sin él. 

1. Rapidez: nunca te perderás la acción

Los deportes de acción son sinónimo de velocidad. Y cualquiera que quiera seguir el ritmo de estos atletas tiene que ser igual de rápido. Uno de ellos es Denis Klero, fotógrafo profesional, que trabaja habitualmente en este campo. Denis exprime su B1X al máximo para capturar momentos que duran, literalmente, fracciones de segundo.

«Los recursos físicos de los atletas son limitados y el tiempo es un privilegio del que no disponemos cuando estamos haciendo fotografías de acción».

A Denis le resulta sumamente importante reducir al máximo las situaciones en las que el equipo se convierte en la razón de una mala foto. No quieres malgastar buenos trucos con un flash que no te va a dar el resultado que esperas. La confianza y la precisión son claves a la hora de capturar el momento exacto. Y ahí es cuando la breve duración de flash del Profoto B1X entra en juego. Gracias a una duración de flash de hasta 1/19 000 s, el B1X es capaz de congelar el momento y controlar el disparo, por muy breve que sea.

El B1X cuenta con un modo «Freeze» que garantiza que la unidad exprima al máximo la duración del flash. La HSS y los 20 destellos por segundo amplían el abanico de posibilidades a la hora de crear imágenes deportivas, especialmente cuando la luz ambiental cambia. Para un creador como Denis, esto está totalmente en línea con su propio proceso creativo, ya que siempre hace la foto en su cabeza antes incluso de elegir una localización. Cuando se encuentra en la localización, listo para llevar a la realidad su idea, el B1X tiene la capacidad de respaldarlo, independientemente de la luz, del atleta o del tiempo que haga. Seguro de no perderse la acción.

2. Potencia: siempre suficiente para trabajar en exteriores

Fotografiar deportes en exteriores siempre es una auténtica caja de sorpresas. Las variables no consisten solo en estar en el sitio justo, disparar desde el mejor ángulo y capturar el momento exacto de grandeza. La luz puede ser un arma de doble filo: el brillo cegador del sol o un tiempo que hace que todo se vuelva plano harán que los contrastes y las sombras te jueguen una mala pasada. Jesper Grønnemark, que lleva muchos años dedicándose a la fotografía deportiva, sabe que tener el control absoluto es la única forma de estar listo para cualquier situación. 

«Capturo imágenes de los atletas en pleno movimiento, haciendo cosas extraordinarias. Justo en ese instante es cuando tengo que controlarlo todo con un flash potente».

El estilo de Jesper a la hora de disparar a menudo incluye potenciar el sol. Gracias a los 500 Ws del Profoto B1X, regulable en un rango de potencia de 9 f-stop, es capaz de subexponer el cielo y realzar al sujeto mediante el equilibrio de la mezcla perfecta de la luz ambiental y del flash, así como de rellenar las sombras. Sin embargo, para su última sesión, realizada en un lúgubre búnker, los 500 Ws le ofrecieron todo lo necesario para tomar imágenes incluso en la oscuridad.

Para darle un toque distintivo, añadió geles de color, específicos para la serie OCF de Profoto. Además, la luz de modelado LED integrada le resultó excelente a la hora de previsualizar la escena, ya que sabía de antemano cómo se iban a comportar las luces, los colores y las sombras. Al final del día, el equipo preferido de Jesper es el Profoto B1X, en combinación con un único modificador de luz y el Air Remote TTL de Profoto, ya que siempre le proporcionan la potencia suficiente para cualquier situación.

3. Facilidad de uso: sencillo e inalámbrico

La marca creada por la pareja de fotógrafos profesionales formada por Kelly Pratt e Ian Kreidich gira en torno a la danza. Al igual que sucede con cualquier fotógrafo deportivo o de acción, en cada disparo intervienen toneladas de conocimientos y experiencia, que convierten cada imagen en algo auténtico. No solo tienen que dominar el equipo y demostrar aptitudes relacionadas con la luz y la fotografía, sino que también tienen que dominar la técnica de un bailarín, para saber qué es cada cosa y cuándo esperarlas.

En un solo disparo hay muchísimas cosas moviéndose, por eso han decidido utilizar el B1X, muy fácil de usar. Cuenta con controles intuitivos, menús sencillos, sujeciones grandes y no tiene molestos cables. Así, estos fotógrafos son completamente libres para centrarse en su visión y en la imagen. La batería de iones de litio recargable dura 325 destellos a plena potencia y se puede cambiar en cuestión de segundos cuando es necesario.

«La principal ventaja es el ahorro de tiempo. No tenemos que concentrarnos en cómo utilizar el flash o en explicárselo a nuestros asistentes. Podemos estar totalmente concentrados en las fotos».

La sencillez también se ve reflejada en el hecho de que un flash tan potente enseguida se hace con el control. Ya sea en una sesión al aire libre y bajo el sol, o en un oscuro estudio de danza, el Profoto B1X, junto con una sencilla herramienta de modelado de la luz, les permite tener la situación bajo control. Una característica más que les hace sentirse libres para centrarse en la creatividad, no en la tecnología.

«La batalla entre el flash y la luz ambiental está muy relacionada con el control. Cuando hablamos de la luz ambiental nuestro control es muy limitado. Además, el extra de control que nos ofrece un flash nos permite pasar menos tiempo preocupándonos y más consiguiendo la imagen perfecta».

4. Resistencia: puede hacer frente a las condiciones más adversas

Una cosa es conseguir salir sano y salvo de localizaciones difíciles y complicadas y, otra muy distinta, conseguir que los delicados sistemas electrónicos también logren acabar el viaje de una pieza. Este es el aspecto principal del Profoto B1X que impresiona (y alivia) tanto a los fotógrafos de acción profesionales. Se enfrenta a las condiciones más adversas, por eso ocupa un merecidísimo primer puesto en cuanto a flashes que se utilizan en exteriores. Cuando Jesper Grønnemark se pone a crear imágenes deportivas, confía en que su equipo será capaz de enfrentarse a la suciedad, la nieve, la arena, la lluvia, el granizo y el viento. Desde un primer momento, esta resistencia forma parte del B1X. Además, garantiza una calidad en los detalles sin igual con una ergonomía equilibrada y que las zonas expuestas se diseñen con los mejores materiales.

«La certeza es la principal ventaja de la resistencia. Estar seguro de que tu equipo está preparado para funcionar en cualquier situación».

Jesper, como la mayoría de fotógrafos profesionales, no tiene un presupuesto ilimitado para comprar su equipo. Pero lo que también sabe es que no contar con el equipo adecuado puede salir muy caro. Y no solo en términos económicos, sino también en cuanto a energía, inspiración y nuevas oportunidades. Sin olvidar la confianza para volver y repetirlo todo. «Los flashes realmente buenos son caros, pero merece la pena».

Una ventaja de un flash realmente resistente y probado, como el B1X, que en ocasiones se olvida es que también funciona bien con modificadores más grandes y pesados. Esto permite ampliar el abanico de herramientas de modelado de la luz con las que se puede utilizar y, si alquilas equipo en exteriores o necesitas confiar en lo que ya tienes, el B1X es la mejor opción.

Profoto B1X: datos reales para la fotografía de acción
Duración del flash en el modo Freeze: 1/1000 s - 1/19 000 s
Tiempo de reciclado: 0,1-1,9 (Ráfagas rápidas de hasta 20 destellos/segundo)
Batería: Batería de iones de litio recargable con 325 destellos a plena potencia
Potencia: 500 Ws
Ergonomía   ✔️
HSS   ✔️
TTL    ✔️
Luz de modelado   ✔️

Escrito por: Olle Nordell

Productos usados en esta historia

Campaña

Profoto B1X

Un referente de iluminación en exteriores
Desde 2 390,00 €

OCF Zoom Reflector

Añade potencia a nuestros flashes de cabeza plana
159,00 €

OCF Magnum Reflector

Añade la máxima potencia a nuestros flashes de cabeza plana
225,00 €

Umbrella Deep White

Un paraguas versátil con el que se puede hacer zoom para obtener una luz más suave
Desde 199,00 €

OCF Beauty Dish White

Un reflector de belleza portátil para los off-camera flashes
199,00 €

OCF Softbox Octa

Resulta ideal para la fotografía de retratos favorecedores y se utiliza con off-camera flashes
Desde 165,00 €

OCF II Grid & Gel Kit

Para el equilibrio del color y la creatividad.
199,00 €

OCF II Gels

Da rienda suelta a tu creatividad con el color.
Desde 69,00 €

Air Remote TTL

Conecta tu flash AirTTL de forma inalámbrica con tu cámara
Desde 395,00 €