Retratos

Meg Loeks crea una luz mágica con el Profoto A1 on-camera

13 junio, 2018

Escrito por: Meg Loeks

En la serie “Creando la luz adecuada”, Meg Loeks explora la iluminación con el Profoto A1 y deja de ser una fotógrafa de luz natural para inspirarse creando y modelando su propia luz. Meg, que es miembro de la red Click Pro desde 2015, vive en Michigan, Estados Unidos, con su marido, tres niños y un San Bernardo. Como creadora de imágenes, se siente atraída por el retrato ambiental, la fotografía de la vida cotidiana y los paisajes, así como por la luz y los colores íntimos y taciturnos. Meg se inspira en los cambios de estación y en los bellos paisajes de su entorno. Es toda una narradora de historias a la que le encanta fotografiar a sus hijos y realzar la belleza de su vida cotidiana.

Como fotógrafa de luz natural, dependo completamente de las condiciones meteorológicas, y ya se sabe que siempre están cambiando. Normalmente no tomo fotografías durante el día, porque la luz cambia mucho, a veces de forma radical. Y claro, siempre me encuentro con situaciones difíciles. A veces no puedo fotografiar en algunas zonas de la casa porque el sujeto no está lo suficientemente iluminado.

Sólo necesito una ventana

Aunque apenas tenía experiencia fotografiando con luz artificial, esperaba que el Profoto A1 fuese fácil de usar y capaz de solucionar mis problemas de iluminación dentro de mi casa. El primer lugar era un simple espacio de nuestro salón que no tenía mucha luz, pero es uno de mis puntos favoritos de la casa. Es un pequeño rincón muy acogedor donde nunca puedo tomar fotografías. Gracias al Profoto A1, las cosas cambiaron y pude crear una luz suave y direccional sobre mi hijo, algo que creía que no podría hacer con un flash. La configuración fue muy rápida y sencilla. Con el A1 sobre la cámara, lo giré a un ángulo de 45 grados para hacer rebotar la luz en la pared más cercana y dirigirla sobre el sujeto.

Después de la primera fotografía, me di cuenta de que se reflejaba demasiada luz desde la pared detrás de mi hijo. Para corregir este problema, simplemente acoplé la Bounce Card al cabezal del flash. Una de mis funciones favoritas del A1 es el cabezal magnético. Me encanta lo fácil y rápido que se pueden acoplar accesorios como la Bounce Card. Este modificador de luz me permitió evitar la luz plana al actuar como una bandera entre el A1 y mi hijo. Hizo rebotar la luz únicamente desde la pared situada a la derecha del sujeto. Así pude obtener la luz suave y direccional que me gusta.

 

Eres mi sol

Otra situación complicada a la que me enfrento habitualmente es cuando debo fotografiar al mediodía. Nos encanta pasar tiempo fuera y, aunque fotografiar durante la hora dorada por la mañana temprano o al caer la tarde es ideal, no siempre es práctico, especialmente con niños pequeños. El problema al que me enfrento, al igual que muchos fotógrafos, es la luz tan intensa del sol de mediodía. Cuando el sol está encima de nosotros, crea sombras oscuras y desagradables en los ojos de mis hijos. También supone un reto trabajar con una iluminación desigual. A menudo hay áreas dentro del encuadre que tienen altas luces y sombras intensas.

En esta sesión, resolví el problema poniendo el Profoto A1 en la cámara. Eran las últimas horas de la mañana y mis hijos se estaban balanceando en el columpio. Aunque el columpio quedaba mayormente en la sombra, el campo detrás estaba a plena luz del sol. Si hubiera intentado exponer para mis hijos sin el A1, el campo habría aparecido completamente quemado. La luz adicional del flash me permitió obtener una iluminación más uniforme sin quemar el fondo. Además, el hecho de usar el Profoto A1 en modo TTL me ayudó con las variaciones de la luz natural. Era un día parcialmente nublado, así que a veces el sol se ocultaba tras las nubes. Con el A1, no tenía que estar mirando al cielo constantemente y cambiando la configuración de la cámara. La luz sobre mis hijos permaneció constante, lo que me ahorró un montón de tiempo en la edición. Normalmente, tengo que subexponer bastante a mis sujetos en la cámara para evitar sobreexponer el fondo y después corregir la exposición y el tono de la piel en la edición.

Modelando mi propia luz natural

Uno de mis lugares favoritos de la casa es el sótano. Es una antigua granja con mucha personalidad, y el sótano tiene una bonita mampostería. Siempre he querido fotografiar a mis hijos en este espacio, pero no tiene suficiente luz, ya que sólo tiene unas ventanas muy pequeñas.

Para crear una luz natural suave y direccional, utilicé la cámara con el Profoto A1 en un ángulo de casi 90 grados con respecto a la ventana más cercana. Para evitar la luz plana, coloqué la Bounce Card (con la cara negra orientada hacia el A1) en el cabezal del flash, de manera que toda la luz se centrara en una sola dirección. El motivo para orientar la cara negra de la Bounce Card hacia el A1 era reducir la luz rebotada y crear más luz direccional. Suavicé la luz haciéndola rebotar desde la pared y la ventana más cercanas, y luego la suavicé aún más acoplando el Dome Diffuser. Es mi modificador de luz favorito y el que más uso. Suaviza la luz de una forma muy agradable. Gracias a esta configuración, pude crear una luz suave y direccional sobre mi hijo. Otro de los retos que tuve que afrontar específicamente en este espacio fue el enfoque. Puesto que no había luz hasta que el A1 se disparaba, era difícil enfocar a mi hijo. La ayuda al enfoque automático me permitió enfocar rápidamente al sujeto, incluso con muy poca luz en la habitación.

"El diseño del A1 es sencillo e intuitivo"

Esto es fundamental para mí, ya que, cuando fotografío a tres niños pequeños, no dispongo de mucho tiempo para trastear el equipo. Estoy segura de que la mayoría de nosotros no tiene tiempo para manejar equipos complicados. Queremos un diseño sencillo pero que, al mismo tiempo, ofrezca muchas opciones. El Profoto A1 es ligero y portátil y, gracias a los modificadores de luz, también es extremadamente versátil. Me resulta fácil ajustar la luz rápidamente y crear la luz suave y direccional que tanto me gusta. Antes dependía completamente de la luz natural. El A1 ha eliminado muchas restricciones y me ha permitido, por ejemplo, tomar fotografías en zonas de mi casa donde antes no podía, o disparar en exteriores con el intenso sol del mediodía. Puesto que soy la narradora de historias de la familia, ahora puedo capturar momentos en lugares donde antes no podía. Las funciones adicionales como la ayuda al enfoque automático facilitan el enfoque cuando apenas hay luz disponible. Todas estas funciones están disponibles en el Profoto A1.

Escrito por: Meg Loeks

Productos usados en esta historia

Nuevo

Dome Diffuser

Crea una luz suave y nítida gracias al A1.
Nuevo

Bounce Card

Refleja la luz con el flash A1