Foto: Albert Watson

Retratos

The light Albert Watson shapes

04 septiembre, 2017

Escrito por: Clare Gillsäter

Albert Watson se ha convertido en una leyenda por sus retratos. Su uso de la luz es atrevido e intuitivo, y su forma de modelarla es la esencia en la mayoría de sus imágenes icónicas, que nos resultan tan familiares. En esta sesión fotográfica capturó al célebre bailarín Sergei Polunin. El equipo de Profoto estuvo allí para preparar la escena y captar la luz que habría de moldear las imágenes finales.

Un visionario y un bailarín

Albert Watson y Sergei Polunin están en la cima de su carrera en sus respectivos campos. Esto dio lugar a una sesión fotográfica que fue tan intensa como inspiradora, animada con energía creativa. Lo que sucedió ese día durante la sesión fotográfica en Manhattan fue mágico.

Tras la visión de Albert y su sutil juego con la luz se esconde la magnífica capacidad de llevar las imágenes a un nivel artístico superior. Transforma una buena imagen en una experiencia artística.

La imagen de chico malo de Sergei Polunin aporta nervio y emoción a la danza clásica, y su potente estilo convierte el ballet en arte moderno. La contraposición entre el romanticismo y el riesgo que encarna es el material perfecto para uno de los retratos de Albert.

Preparación de la escena

“En algunas ocasiones no existe un camino definido para llegar a la toma final. No lo sabes hasta que lo consigues. Es un misterio”.

Antes de la sesión fotográfica, Albert estudió la obra de Miguel Ángel y Caravaggio. Las imágenes resultantes revelaron estas influencias con un toque contemporáneo. Sergei pensó que parecían esculturas modernas.  En pocas palabras: “Quieres salir en esa fotografía”.

Para crear sus icónicas imágenes, Albert prepara la escena cuidadosamente y se asegura de contar con las personas y el equipo adecuados.

Trabaja con los mejores del sector; además, previamente selecciona el estilista, el equipo de peluquería y maquillaje y sus propios ayudantes, con los que ha trabajado durante muchos años. La clave para la sesión fotográfica es conocer a los miembros de su equipo y conectar con ellos.

Y, finalmente, está la luz.

La luz resulta esencial en la creación de las imágenes de Albert. Siempre se asegura de tener el equipo y las fuentes de luz adecuados a mano. El equipo correcto modela la luz en las icónicas imágenes por las cuales se le conoce.

Para esta sesión fotográfica está desempaquetando nuevos flashes Profoto Pro10 que utilizará en la elaboración de su imagen final. Los productos de Profoto han formado parte de la caja de herramientas de Albert durante cuarenta años. Nunca se ha apartado de la marca, porque le encanta su fiabilidad y su calidad.

Conexión

La obtención de un buen retrato no es tan solo un ejercicio técnico, sino un viaje consciente para el fotógrafo y su sujeto.  Albert: “Tienes que establecer una relación para que la persona disfrute de la experiencia”.

El talento de Albert para conectar con las personas es parte de su genialidad como fotógrafo de retratos. Cree que “el mejor talento de un fotógrafo es captar al personaje”. Capturar la singularidad de ese personaje te brinda la toma que deseas.

Obtención de la toma

Sergei aportó movimiento a esta sesión fotográfica. Albert tuvo que capturarlo en el momento preciso utilizando los accesorios correctos y la luz adecuada. “Sergei es un bailarín admirable”, confirmó Albert, “capaz de hacer unos ajustes mínimos para cada toma”, lo cual fue de gran ayuda.

La dificultad de la fotografía de danza reside en entender los tiempos, pues el cuerpo se encuentra en su mejor momento cuando se detiene apenas un instante en el clímax del salto. Cuando encuentras ese momento, consigues la máxima energía y la imagen más definida.

En esta sesión fotográfica, Albert está trabajando con tres flashes Profoto Pro-10 para congelar la imagen del cuerpo de Sergei mientras se encuentra en movimiento. La velocidad y la potencia únicas del Pro-10 permitieron a Albert capturar la imagen congelada de ese momento en el punto álgido del salto; lo que él denomina “un retrato en movimiento”.

Albert se dio cuenta de que detecta vida a través del rectángulo del objetivo. Construye cada una de sus imágenes en ese rectángulo, desde el concepto hasta la composición final. Con precisión, pone a punto la geometría y los gráficos de la toma; la estética, el telón de fondo y los ángulos de visión.

Para la toma del protagonista, Albert experimentó con diferentes telas y escenarios para obtener el efecto correcto. Empezó con un lienzo blanco detrás, pero después de un par de tomas, pensó que no funcionaba bien y lo cambió por uno de color negro. Cambió la tela estampada por un sencillo chifón negro.  Al principio, Sergei giraba a través de la tela en lugar de saltar hacia ella. Esto quedó estupendo para el vídeo pero resultaba demasiado rápido para una fotografía. Albert pidió a dos ayudantes que subieran por unas escaleras y que soltaran la tela al mismo tiempo que Sergei saltaba hacia ella.

 Gracias al Pro-10, Albert capturó el momento preciso con nitidez. Y, al reflejar la luz, permitió que esta rebotara fuera de la tela, creando movimiento alrededor del bailarín de la imagen congelada.

Modelado de la luz

La luz ha estado en el corazón de toda imagen desde el principio de la carrera de Albert. Él siempre habla de “simplicidad” cuando describe su relación con la luz y cómo la utiliza. “Empieza de manera sencilla, después emprende un viaje con la luz. Lo más importante es la experimentación. Haz que la luz resulte interesante.” Distanciarte de la rutina de iluminación habitual mantiene vivo tu trabajo artesano y te permite ver la toma con una visión renovada.

Una vez que ha configurado una toma, Albert se concentra en la luz, modelándola hasta fijar la ambientación y el paisaje. En el estudio, Albert juega con la luz, alternándola en una imagen y modelándola para lograr el efecto deseado. Se centra en la calidad de la luz y empieza de manera sencilla a medida que configura el equipo: “Me gusta comenzar con una luz simple y, luego, manipularla”. 

Observa la imagen de Sergei con la corona de laureles y cómo la luz cae en cascada por su rostro, incluso por sus mejillas, a pesar de la inclinación de su cabeza. Para esta imagen, Albert utilizó los Softlight Reflectors de Profoto para conseguir una luz suave y una definición nítida de los contornos naturales del rostro de Sergei. Su finalidad es colocar una luz clave sobre Sergei y monta la escena a partir de ahí. “Es importante ser muy preciso, pero simple al mismo tiempo”, comentó.

Crea la luz poco a poco y trabaja hasta en el más mínimo detalle. La luz es la esencia de la imagen y él canaliza su poder a través de la posición de los reflectores, la inclinación de la cabeza de Sergei y el ángulo que forma la luz sobre Sergei.

Trabaja con banderines para controlar y modelar la luz, con el fin de atraer la atención hacia las áreas que desea resaltar y alejar la atención de las áreas que le interesan menos. Tiene muy claro cómo le gustaría elaborar la imagen con la luz y dirige a sus ayudantes para que configuren su visión. Les dice cómo mover y cambiar de ángulo la luz. Pide a Edward Smith, uno de sus ayudantes, que le lleve un banderín largo y estrecho para reducir la incidencia de la luz sobre la frente de Sergei. Edward improvisa, desgarra un pedazo de cartón negro y se lo entrega a Albert. El posicionamiento preciso del cartón consigue lo que desea: oscurecer la luz que incide sobre la frente de Sergei mientras mantiene la iluminación y el énfasis en sus ojos, su nariz y sus mejillas.

Convertirse en arte

Albert encuentra su toma definitiva. La retoca con algunos pequeños detalles hasta que le parece la toma perfecta.  Solo con esto, su imagen se ha convertido en una obra de arte.

Final mágico

De la magia de esta sesión fotográfica han emergido tres imágenes icónicas. En el documental “Bailarín”, la abuela de Sergei nos contó que, cuando era pequeño: “Bailaba con toda su alma y entraba en trance con la música”. Gracias a su talento y a sus habilidades modelando la luz, Albert trasladó estas palabras a imágenes.

Equipo creativo

Fotógrafo: Albert Watson www.albertwatson.net
Artista: Sergei Polunin
Estilista de vestuario: Freddie Leiba
Estilista de peluquería: Tomi Kono
Maquilladora: Seong Hee
Ayudantes: Taro Hashimura, Edward Smith
Operador digital: Adrien Potier
Fotógrafa entre bastidores: Samantha Grönblad www.samanthagronblad.com
Estudio: Dune Studios dunestudiosnyc.com

Escrito por: Clare Gillsäter

Productos usados en esta historia

Profoto Pro-10

ProHead Plus

Softlight Reflector White

Air Remote