Alexvi nos descubre cómo creó una portada para la revista GQ

13 agosto, 2018

Escrito por: Alexvi

Alexvi es un conocido fotógrafo chino. Es el colaborador más frecuente de Ang Lee en China y documenta el día a día de Ozzy Osbourne. También ha fotografiado a directores, actores, cantantes y celebridades de China.

Alexvi, nacido en 1984, es embajador de Profoto China y un maestro buscando la armonía entre el arte y lo comercial. Encuentra la inspiración en el día a día, lo que hace que su obra, que tiene diferentes perspectivas, sea silenciosa pero profunda. En cierto modo, se le puede considerar más como un artista que como fotógrafo de moda.

Es el fundador de ASTUDIO y ha hecho las portadas de varias revistas de arte y moda, tales como Chinese GQ, Esquire, Bazaar Art, ELLEMEN y Traveller.

En 2015, su álbum de fotos “Lonely Planet” ganó el Photobook Awards Martin Parr Edition en el Lianzhou Foto Festival y, en junio de 2016, su proyecto “Peking Apartments” ganó el Fine Art Photography Awards de Londres. Además de trabajar como fotógrafo, Alexvi también es director y director de fotografía. En 2016, fue el comisario de una exposición en la UCCA, una de las galerías más conocidas de China. En la exposición participaron nueve prestigiosos artistas chinos.

La portada del número de septiembre de GQ China

En junio de este año, la revista GQ encargó a Alexvi que hiciese la portada del número de septiembre de GQ China. Quienes han visto el documental “The September Issue” ya saben que es el número más extenso e importante del año. Para los fotógrafos, supone un gran reconocimiento de sus capacidades profesionales. 

Desde el primer número de GQ China, es tradición que la portada de septiembre muestre a diez de las que han sido las personas con más éxito y poder del mundo empresarial y del ocio durante el año. Tener a la vez a todas esas personas tan ocupadas en una misma habitación no es nada fácil.  

Durante los últimos ocho años, GQ China ha utilizado muchos temas y composiciones para sus portadas, pero capturar una imagen como la clásica foto de grupo que Annie Leibovitz capturó para Vanity Fair no es fácil.

Haciendo la foto

Vicson, el director creativo de GQ China, tuvo una idea muy divertida: las diez personas de la foto estarían de pie en círculo mirando hacia abajo, donde está la cámara. Puesto que la distancia entre los sujetos y la cámara sería distinta, daría la sensación de que los modelos se superpusieran unos a otros.

Para comprobar si la idea era viable, pidieron a diez empleados que hiciesen de modelos para simular la sesión e identificar los posibles problemas. La iluminación se configuró para imitar la luz natural del sol que había detrás, al mismo tiempo que se iluminaban también las caras de los sujetos.

La imagen completa se doblaría dos veces y se dividiría en tres secciones evitando las líneas rotas en las caras de los sujetos. Al mismo tiempo, la imagen completa debía tener una composición adecuada para poder doblarla.

Puesto que la imagen tenía que parecer real (y dar la sensación de que todos los modelos se habían fotografiado al mismo tiempo), Alexvi tuvo que determinar la mejor distancia focal para capturarlos a todos de distinta manera y garantizar que la perspectiva pareciese correcta. La escala final de la imagen sería de aproximadamente 1:2, por lo que tomó como referencia las relaciones de perspectiva de las imágenes de muestra de la Hasselblad Xpan.

Alexvi podría haber imitado la vista aérea ajustando la distorsión del objetivo y el ángulo de la cámara, y permitir así a los modelos que permaneciesen de pie rectos. Sin embargo, tras reflexionar, decidió tumbarse en el suelo y crear un efecto más dramático con los sujetos mirando a la cámara hacia abajo. Si nos fijamos en la portada, vemos que se trata de una imagen excelente pero, en realidad, lo que veían los modelos era un gran “sándwich” formado por un fotógrafo y un reflector.

La configuración de la iluminación y “el sándwich”

Tras varios experimentos, Alexvi y su equipo diseñaron un método único: un Pro-8a justo desde arriba, un palio de 3x3 y un RFi Softbox 5' Octa para suavizar la luz.

Para asegurarse de iluminar a los modelos, pusieron un reflector de pizarra blanca encima de Alexvi y cortaron un cuadrado de 10 cm para la cámara. Como se puede ver en la configuración de la iluminación, parece como si fuera un sándwich.

Para este proyecto, había que fotografiar a 18 personas de pie en distintos lugares, por lo que el estudio debía ser portátil. En ocasiones, el espacio no era lo suficientemente alto, por lo que Alexvi utilizó dos luces para iluminar un fondo blanco y permitir así que la luz se reflejase de manera uniforme. Además, colocó una luz LED en el suelo para que le ayudase a enfocar. 

Fueron necesarios tres meses de sesiones, y durante este tiempo, Alexvi estuvo varios días tumbado en el suelo haciendo fotos. Sobre esto nos comenta: “Lo más curioso es que, después de haber hecho fotos tumbado en el suelo, hacerlas de pie resulta incómodo”.

Consejos de Alexvi para convertirse en mejor fotógrafo

Si quieres intentar hacer un proyecto complicado, asegúrate de practicar antes de comenzar la sesión. Si trabajas con personas que tienen poco tiempo, es mejor que no sean los modelos de prueba del fotógrafo. Asegúrate de estar preparado.

No te sientas limitado por tus conocimientos o experiencias anteriores. Busca inspiración en todos los aspectos de tu vida y crea algo nuevo, algo que proceda de tu imaginación. Configurar una iluminación con forma de sándwich gigante no es lo más habitual para crear un retrato, pero cobra mucho sentido cuando ves el resultado. Tus métodos de captura no deben limitarse a las referencias de otros. Fíjate en qué han hecho los demás y ve un paso más allá. Atrévete a innovar.

Y recuerda: con los softboxes grandes o los accesorios softlight puedes imitar la luz de un día nublado. Si no sabes mucho de iluminación, piensa en la luz del sol atravesando las nubes e intenta imitarla.

 

Escrito por: Alexvi

Productos usados en esta historia

ProHead Plus

Un cabezal clásico con un Zoom Reflector

RFi Softbox Octa

Ideal para obtener retratos favorecedores

Air Remote

Se sincroniza con cualquier flash Profoto Air y lo controla manualmente.